Grifería de ducha: ¿Es normal que después de cerrar el grifo aún siga goteando?

La grifería de ducha, o la de cualquier otra pieza, se ve afectada por el uso y por el propio paso del tiempo. Esto contribuye a que vayan apareciendo problemas que pueden ir solventándose hasta que llega, finalmente, el momento de hacer un cambio. Sin embargo, en otras ocasiones dichos problemas no lo son, y hoy nos centramos en uno de ellos. 

¿Por qué gotea el grifo?

Los motivos por los que un grifo puede gotear, ya se trate de la grifería de la ducha, del lavabo o del fregadero, son múltiples. Y es que hay que tener en cuenta que por su interior no solo circula agua de manera continua, que puede tener una mayor o menor dureza, sino que además arrastra todo tipo de partículas que encuentra a su paso.  

Como hemos indicado, con el uso y el tiempo, todas estas partículas -que son mayoritariamente minerales, como la cal- pueden ir dañando la estructura interna. Si observamos el funcionamiento de cualquier grifería, comprobaremos que utilizan unas juntas, también conocidas como gomas de cierre. Estas son las que impiden que el agua pase al exterior por las uniones de las distintas piezas. 

La acumulación de partículas puede irse deteriorando, y sumado al cúmulo de partículas, no cerrar como debe. La consecuencia es que el grifo goteará, pero no solo cuando se cierra, sino de manera continua, porque ya no es capaz de retener el agua. 

Si, tras hacer una comprobación del estado de la junta, esta se ve dañada, se debe cambiar y repetir la prueba para verificar que todo funciona correctamente. De continuar el problema, habrá que mirar el estado del resto de la grifería o contactar con un profesional que haga lo propio con las tuberías de la vivienda. 

El grifo gotea pero solo después de cerrarlo

Cuando la grifería del lavabo, del bidé o del fregadero no gotea de manera continua por alguna unión, sino que solo lo hace inmediatamente después de cerrar el grifo, la causa no es la misma que hemos explicado en el apartado anterior. 

En este caso, todo va a depender de la forma y del diseño del caño del grifo que se haya elegido para la vivienda. En algunos modelos, el agua puede quedar acumulada en el interior después de darnos una ducha y cuando se cierra, comienza a gotear durante un tiempo. 

Si prestamos atención, notaremos que, por lo general, se trata únicamente de algunos segundos. Nada más cerrar, el chorro de agua comenzará a hacerse más fino por sí mismo, hasta comenzar a gotear y finalmente pararse. Aunque pueda parecer que tiene algún tipo de problema, es lo habitual cuando se trata de grifos con formas curvas. 

En la grifería de la ducha, sucede algo similar; esta se acaba, y al colgar el teléfono un chorro de agua sigue saliendo por aquel, que se hace gradualmente más fino hasta comenzar el goteo y terminar de salir. Aquí el tiempo de goteo es más largo, porque el agua se queda acumulada a través de todo el flexo, del teléfono y del rociador

Si bien puede parecer una cantidad de agua elevada, en realidad no lo es. Pero, si se desea, igual que en otros artículos hemos hablado de formas de ahorrar agua en casa, en las que se recoge el agua fría que sale antes de que se ajuste la temperatura, esta también puede aprovecharse con algún cubo.

Opta por grifería de calidad

Aunque hemos dicho que esta característica es normal en algunos grifos por la forma o el modelo que se haya escogido, si se desea prolongar la vida útil de la grifería de ducha o de cualquier otra pieza, es conveniente optar siempre por productos que sean de alta calidad.

Además de los diseños, los materiales que se empleen también son un factor a tener en cuenta, puesto que harán que la acumulación de minerales y otras partículas les afecte en mayor o menor medida. También, porque algunos de los que se utilizan en la fabricación pueden ser perjudiciales para la salud, como el plomo. 

En Grifería Clever apostamos siempre por la tecnología y las últimas innovaciones, que no solo aplicamos a los diseños y estilos, sino también a los materiales y al propio funcionamiento de los grifos. Todos nuestros productos cuentan con una garantía que oscila entre los tres y los cinco años

Para consultar todas las opciones de grifería de ducha, lavabo o fregadero, es posible descargar nuestros catálogos, donde no solo mostramos los modelos que trabajamos en la actualidad, sino los diferentes sistemas que los acompañan. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.