¿El ahorro del agua está relacionado con el tipo de grifo que utilicemos?

El ahorro del agua es un tema de actualidad que va más allá de la reducción del importe de nuestras facturas. Se trata de un recurso natural escaso, y dado que las lluvias son cada vez menos abundantes, desde las propias normativas se potencian su conservación. Pero, ¿a qué se debe el desperdicio en los hogares?

Por qué derrochamos tanta agua al día

Puesto que estamos acostumbrados a obtener agua sin limitación alguna cada vez que abrimos un grifo, la conciencia sobre su escasez no está presente en la mayoría de los hogares. De ahí que, además de su uso, nos permitamos en multitud de ocasiones su despilfarro.

En nuestro país, aproximadamente diez millones de litros de agua van a parar a las aguas residuales, cuando podían haberse ahorrado. ¿Y de dónde proceden todos ellos? Pues principalmente de la ducha, en la que cada persona desperdicia al día una media de cinco litros.

Pero dicho desperdicio ni siquiera se debe a la duración de la ducha, aunque este también influye, sino al tiempo de espera desde que se abre el grifo hasta que finalmente el agua sale caliente. Cuanto mayor sea la distancia entre el calentador y el grifo de la ducha, del lavabo o del fregadero, y menor el diámetro de la tubería que une a ambos, mayor será el tiempo que habrá que esperar para que el agua salga a la temperatura deseada.

Otro de los motivos que influye es el tipo de calentador que se tenga en casa. La mayoría de los que funcionan con gas cuentan con un circuito en su interior por el que circula agua fría. De ahí que aquel necesite de un cierto tiempo hasta que el agua aumenta su temperatura.

Además de los mencionados, en gran parte de los hogares se tiene la costumbre de dejar los grifos abiertos mientras se realizan actividades como lavarse las manos, los dientes o afeitarse. Y esta práctica influye en el ahorro del agua. Pero eso no es todo, sino que también se tiende a abrir el chorro al máximo sin que realmente sea necesario para el uso que se le va a dar.

El ahorro del agua y los grifos

Una pregunta que rara vez nos hacemos es la de si los grifos influyen en el ahorro del agua en un hogar. Para ello, no es necesario que el grifo tenga alguna pérdida o que accidentalmente nos los olvidemos abiertos cuando ya hemos terminado de hacer uso de ellos.

El tipo de grifería en sí que se utiliza repercute directamente en el consumo de agua que se hace. ¿Por qué? Porque no todos están adaptados para reducir la potencia del chorro o para regular la temperatura del agua.

Hoy en día, existen multitud de grifos y accesorios destinados al ahorro del agua. No obstante, además de las mejoras en la tecnología, debe ir acompañada también de una concienciación sobre el derroche. Por mucho que pueda recortar el gasto un grifo, si lo seguimos dejando abierto, el consumo seguirá manteniéndose elevado.

Cómo podemos contribuir con el ahorro del agua

Ahora que ya tenemos claro cuáles son los factores que determinan el gasto, vamos a pasar a conocer cuáles son las medidas que pueden tomarse para contribuir con el ahorro del agua.

Buenas prácticas

Como hemos indicado, la concienciación es el primer paso hacia el ahorro del agua. En otros artículos ya hemos hablado de cómo podemos ahorrar agua en casa fácilmente. Pero, como recordatorio, se trata ni más ni menos que de cerrar los grifos mientras no se está haciendo uso directo del agua que sale, que sería mientras nos lavamos los dientes, las manos, nos afeitamos o mientras enjabonamos los platos.

Pero también, y relacionado con la distancia que mencionábamos entre el termo y los grifos, el agua que sale fría en lo que esperamos que se caliente, también puede recogerse en un cubo. Esta nos servirá para regar las plantas, para fregar el suelo o para la cisterna del baño.

Instalar grifos con reducción de caudal

Ya sabemos que el tipo de grifería está directamente relacionado con el ahorro del agua. Por eso, podemos optar por cambiar los que tenemos en casa e instalar en su lugar los que incorporan sistemas de reducción de caudal.

Este tipo de grifería ofrece un caudal más reducido en su posición normal de apertura. Dado que por lo general no se modifica la maneta salvo que se quiera obtener agua caliente, si por defecto la potencia del chorro es menor, ya estaremos reduciendo el consumo sin darnos cuenta. Pero algo que tampoco notaremos es la diferencia en la cantidad de agua que se obtiene. Estos mecanismos están diseñados de tal manera que no afectan al confort.

Instalar grifos termostáticos

Los grifos termostáticos también contribuyen al ahorro del agua, pero a través de la temperatura y no del caudal. Con esta grifería se puede establecer una temperatura exacta para el agua, y a través de sus componentes termosensibles, se adaptan para permitir la graduación seleccionada desde la misma apertura del grifo.

La reducción en el tiempo de ajuste permite un ahorro del agua entre el 6% y el 16% en cada ducha, con respecto a la grifería tradicional. Si tenemos en cuenta que es un consumo diario y que puede haber varias personas dentro de una misma vivienda, a final de mes la diferencia será notable. ¡Y no solo en agua! Sino que también se ahorrará en energía al haber un desperdicio menor de agua caliente.

Accesorios para el ahorro del agua

Además de los tipos mencionados, también la grifería electrónica permite reducir la cantidad de agua que se utiliza. Pero estos, más que en los hogares, se instalan en lugares abiertos al público, como restaurantes o aeropuertos.

Dentro de los accesorios, encontramos diversas soluciones que contribuyen con el ahorro del agua. Estos son los aireadores y limitadores de caudal, que logran una reducción aproximada de entre 4 y 8 litros por minuto.

Los aireadores se enroscan en el grifo y mezclan el agua con aire. Así, ahorran un 40% de agua al tiempo que aumentan el volumen del chorro y de la superficie de contacto. Los limitadores, por el contrario, reducen la sección por donde pasa el agua por estrangulamiento o incorporando un filtro. En función del tipo y del lugar donde se instale, los litros ahorrados van desde los 8 por minuto hasta los 20.

En Grifería Clever diseñamos nuestras piezas con el objetivo de reducir el consumo de agua. Si quieres conocer más sobre nuestros grifos y accesorios, solo tienes que echar un vistazo a nuestro catálogo. Y para más artículos como este, ¡síguenos en las redes sociales!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.