¿Cómo evitar la cal en el agua? | Consejos y recomendaciones

La cal en el agua es un problema de gravedad que causa múltiples daños dentro de una vivienda, además de las cuestiones estéticas. Si en tu hogar te encuentras con esta situación, ¡hoy te dejamos algunos consejos para evitar que se forme!

Por qué hay cal en el agua

La dureza del agua de nuestra vivienda es la que determina la cantidad de cal que se acumula en el agua, y en consecuencia la calidad que tiene. Por si no recuerdas a qué hace referencia, la dureza es la cantidad de sales de calcio y de magnesio que lleva el agua. Pero, además de estas, suelen acumularse otras impurezas y bacterias.

Cuanto más dura sea el agua, peor será su sabor. Pero más allá de este problema, que puede solventarse fácilmente, la cal en el agua provoca que se acumulen restos en los vasos y en las cafeteras, e incluso que se taponen los grifos y el teléfono de la ducha.

La salida de la grifería cuenta con una pieza que permite retener todas las partículas de pequeño tamaño que arrastra el agua. Esto significa que, cuando la dureza del agua es muy elevada, la cantidad de aquellas también lo será, y por lo tanto se facilitarán las obstrucciones.

Este problema afecta a multitud de hogares en todo el mundo, y de no tratarse, podría derivar en otros mayores, como una avería en las cañerías. Afortunadamente, no supone ningún peligro en términos sanitarios, ya que aunque consumamos esta agua de manera directa, los minerales que lleva no causan ningún perjuicio a la salud.

Al contrario, el calcio y el magnesio son muy beneficiosos y es necesario consumirlos cada día. Tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), el agua dura contribuye de manera notable a la ingesta diaria de estos beneficiosos minerales. Sin embargo, este tipo de agua no es recomendable para cualquier persona, ya que es incompatible con patologías como las piedras en el riñón.

Cómo podemos eliminar la cal en el agua

Aunque la cal en el agua puede convertirse en un problema de difícil solución, es posible eliminarla tanto del caudal como de la propia grifería. Puesto que ya hemos explicado cómo quitar la cal de los grifos, en esta ocasión nos vamos a centrar en su eliminación del agua corriente. ¡A continuación te dejamos algunos consejos!

Descalcificadores

Este tipo de productos son efectivos para eliminar la cal en el agua. Se instalan en la llave de paso general, es uno de los sistema de gran consumo para eliminar la cal del agua del grifo.

Para lograrlo, añaden sodio al agua, que tiene la capacidad de acabar tanto con el calcio como con el magnesio, que como hemos explicado, son los minerales principales que forman la cal. Sin embargo, esta solución presenta algunos inconvenientes por el tema del sodio y la eliminación de la sales. Aunque si existen los descalcificadores ecológicos.

Grifos cocina equipos calidad de agua

En Grifería Clever disponemos de varios modelos de grifos de cocina de calidad del agua. De esta manera, puede obtenerse agua pura y de calidad lista para el consumo directo. Además de diseños elegantes y atemporales, sus piezas cuentan con una garantía de 5 años.

Inhibidores de incrustaciones

Este tipo de filtros no logran eliminar la cal en el agua, sino que se trata, por el contrario, de una medida preventiva. Su funcionamiento consiste en incorporar un agente químico cuya base contiene fosfato. Este reacciona con la dureza del agua, e impide que se forme la problemática cal. El resultado al utilizar este método es un sabor en el agua muy similar al que se logra con el agua filtrada con carbono, aunque la calidad es menor que con otros sistemas.

Intercambio iónico

Este remedio para reducir la cal en el agua es utilizado en la restauración, ya que el sabor final que toma el agua permite hacer café y té con un sabor exquisito. Para lograrlo, se utiliza resina de catión que logra reducir la dureza del agua al aumentar la de sodio.

Pero, en lugar de como sucedía en el método mencionado anteriormente, al eliminarse los iones de calcio y de magnesio no aumenta el sabor a sodio. En este caso, el agua se vuelve un tanto ácida, e inicialmente puede resultar demasiado intensa para quienes están acostumbrados a tomar agua muy dura. Sin embargo, es solo cuestión de tiempo.

Filtros combinados

Los filtros combinados eliminan las incrustaciones de la cal. Aunque existen múltiples variantes, los más conocidos son los que incorporan carbón activado granular, que se combina con fosfato. Otros también muy populares son los que llevan Pyrolox o intercambio de iones por resinas que suavizan el agua.

En cuanto a los resultados que se obtienen, algunos de estos filtros eliminan el manganeso o transforman los iones de calcio en cristales del mismo mineral. Evitan, así, que se formen depósitos en el interior de la grifería o de las propias cañerías. Al combinarse diferentes medios, se logran equilibrar los posibles efectos secundarios, como por ejemplo la acidez o las cantidades elevadas de sodio, que resultan dañinas para la salud.

Imanes y dispositivos catalíticos

La última de nuestras recomendaciones para eliminar la cal en el agua son los imanes, que pueden adquirirse con facilidad en tiendas especializadas. Su efecto es el de suavizar el agua a través de la fuerza magnética. No obstante, también hay que decir que su efectividad es mucho menor.

En Grifería Clever apostamos por las griferías o sistemas de calidad del agua. Puedes consultar nuestros modelos en nuestra página web. Y para más información como esta, ¡te esperamos en las redes sociales!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.