Diez trucos para mantener tu cocina saludable

Cuando hablamos de cocina saludable inmediatamente pensamos en alimentación. Cumplir con los requisitos nutricionales de nuestra familia es una tarea ardua, pero cuando hablamos de cocina saludable también nos referimos a la higiene en la cocina. De esta forma, podemos decir que alimentación sana y de calidad es sinónimo de cocinar de forma responsable.

La conservación y preparación de los alimentos es básica si queremos mantener su calidad nutricional y evitar el riesgo de enfermedades provocadas por virus, bacterias y parásitos que desencadenen gastroenteritis y salmonelosis. Sobre todo, hay que extremar las precauciones en los meses de verano, donde el riesgo de desarrollo de microorganismos es más elevado. Pero lo que es fundamental es extremar las medidas higiénicas de la cocina.

A continuación te damos diez trucos para lograr una cocina saludable de la que se beneficie toda la familia:

  • Cocina limpia. Antes de empezar a manipular los alimentos la cocina debe de estar limpia, sin manchas, sin restos de residuos ni en la encimera, ni en la zona de cocción, ni por supuesto en la pila. En este sentido, los grifos flexibles te resultarán un gran aliado ya que podrás llegar a espacios donde no alcanza uno convencional.
  • Lavar adecuadamente los alimentos. Es una norma fundamental sobre todo en el caso de alimentos crudos, como puede ser la pieza de fruta que demos a nuestros hijos de merienda. Hay que dedicar especial tiempo a los vegetales y hortalizas para asegurarnos de que están completamente limpios antes de ingerirlos. En esta tarea, también te será práctico instalar en tu cocina un grifo extraíble para limpiar con más profundidad el alimento.
  • Cuida tu higiene personal y la de tus hijos si te gusta pasar un buen rato de cocina junto a ellos. Lava tus manos y las de ellos antes de manipular los alimentos y también extrema la higiene en el proceso. Utilizad además siempre un paño limpio y seco para secaros. Aprovecha las ventajas de los grifos de cocina que te permiten cambiar la salida de agua en forma de spray o efecto lluvia.
  • Tapa siempre el cubo de basura y mantenlo alejado de los alimentos para evitar que los gérmenes pasen a la comida.
  • Cambia los paños de cocina a diario, sobre todo si manipulas alimentos crudos y, por supuesto, si están manchados. Lava cepillos y bayetas después de cada uso.
  • Cada alimento tiene su utensilio específico. No utilices la misma tabla para cortar un alimento y después otro. Si lo haces y alguno de ellos está contaminado, es posible que lo traspases al otro alimento.
  • Agua tratada. Disfruta de un agua sana y equilibrada en el grifo de casa sin tener que recurrir al agua embotellada, gracias a la Central de Trtatamiento de agua de Clever, KOMEO.

Y recuerda que eres responsable de la salud y el bienestar de cada rincón de tu hogar. A la hora de planificar el mobiliario de tu cocina no dudes en consultar las propuestas que Clever te ofrece, pensadas siempre para hacerte la vida más fácil.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *