¿Cómo funciona un grifo termostático?

Darse una ducha relajante es uno de los mayores placeres de la vida, especialmente después de una larga jornada de trabajo. Sin embargo, este momento para desestresarse puede verse interrumpido por la apertura de otro grifo dentro de la misma vivienda. ¿La consecuencia? Un chorro de agua hirviendo o helada que, como poco, nos cortará la respiración. Si quieres despedirte de este problema, y además ahorrar tanto en agua como en energía, es el momento de conocer cómo funciona un grifo termostático. ¡Te cambiará la vida!

Qué es un grifo termostático

Antes de explicar cómo funciona un grifo termostático, es importante comenzar por el principio y aclarar qué son exactamente. Aunque su popularidad no ha dejado de incrementarse en los últimos años debido a todas sus ventajas, quizás aún no tengas del todo claro cuáles son.

Los grifos termostáticos se caracterizan por tener dos mandos: uno se encarga de controlar el caudal del agua, mientras que el otro regula la temperatura. O, mejor dicho, te permite establecer una temperatura concreta según tus preferencias, y disfrutar de una ducha ininterrumpida y sin variaciones.

Gracias a esta ventaja, es perfecta en aquellos hogares en los que hay niños pequeños, personas mayores e incluso animales. Todos ellos tienen una piel más delicada, y podrían sufrir quemaduras al exponerse a agua muy caliente. Y, ¿por qué no?, también para quienes simplemente buscan el confort durante el baño.

Pero ¿es esta la única ventaja que ofrecen? No. Además del confort que hemos mencionado, los grifos termostáticos también te ayudarán a reducir el importe de tus facturas. Como decíamos, esta grifería cuenta con dos mandos; uno para la temperatura del agua y otro para el caudal. Este último controla la cantidad de agua que sale. Así, al regularlo, es posible reducir la intensidad del chorro, pero sin que se note un cambio.

Dicho de otro modo, no solo podrás darte una ducha con una temperatura constante a lo largo de todo el baño, sino que además podrás disfrutar de ella, pero ahorrando una cantidad de agua considerable.

Cómo funciona un grifo termostático

Después de conocer en qué consiste este tipo de grifería, es hora de pasar a cómo funciona un grifo termostático. Su funcionamiento es bastante sencillo, pero las ventajas que ofrece son prácticamente innumerables. ¡Y su instalación es igual de fácil que la de los tradicionales!

Tal y como los grifos tradicionales, los termostáticos cuentan con dos entradas del agua: una para la fría y otra para la caliente. Al ducharnos, abrimos ambas para obtener una mezcla a una temperatura que nos resulte agradable, a base de aumentar o disminuir el flujo de cada una de estas entradas.

El término termostático indica de por sí que la temperatura es estática. Por lo tanto, una vez que esta haya sido seleccionada, no cambiará hasta que se cierre el grifo.

Para lograrlo la grifería termostática lleva en su interior un termo elemento protegido por un filtro en sus respectivas entradas de suministro de fría – caliente.

El termo elemento es muy sensible y consecuentemente propenso a dilatarse en función de la temperatura recibida de ambos suministros. Esta propiedad le permite auto regularse en función de repentinos cambios de presión y temperatura, tan habituales en las viviendas, con el fin de reducir o aumentar el flujo de entrada de ambos suministros y asegurar que la temperatura del agua resultante sea la predeterminada por el usuario desde un inicio, sin fluctuaciones.

Por qué ahorras agua y energía

Ahora ya conoces cómo funciona un grifo termostático y las comodidades que puede ofrecerte. Pero, ¿cómo se produce el ahorro de energía y de agua? En el primer caso, tal y como hemos explicado, la caldera calienta el agua a una temperatura determinada. Con la grifería tradicional, inicialmente sale fría y progresivamente se va calentando, para después tener que regular a nuestro gusto.

Sin embargo, por como funciona un grifo termostático, el agua sale directamente a la temperatura que se ha marcado, ya que la válvula es la que desplaza al cilindro de acuerdo a las indicaciones que le hemos dado. Al no tener que esperar, la caldera permanece encendida una cantidad de tiempo menor. Pero, además de este punto, estos grifos incluyen un sistema de bloqueo que se encarga de limitar la temperatura máxima. De esta manera, se ahorra también energía.

En lo que respecta al agua, esta grifería dispone de un tope intermedio que limita el caudal del chorro. Por lo tanto, puede salir un tercio o la mitad de la cantidad de agua que sale por la grifería tradicional. Sin embargo, dado que las normativas establecen un mínimo de litros por minuto, se sigue disfrutando de la misma comodidad de siempre pero con un consumo, y el consecuente gasto, menor.

Como recomendación para estos grifos, y para aprovechar al máximo su eficiencia, las tuberías deben estar bien aisladas térmicamente, de manera que puedan elevarse los índices de ahorro en la generación de agua caliente sanitaria. Y en cuanto al tipo de calentador que se utilice, es conveniente que el caudal mínimo de agua que pueda calentar por minuto sea de nueve litros como mínimo.

Grifos termostáticos de Clever

En Grifería Clever disponemos de una amplia variedad de modelos de grifos termostáticos, con diseños elegantes y atemporales. Para que además del ahorro y el confort, se conviertan por su diseño, tecnología y calidad en protagonistas de tu cuarto de baño.

Puedes consultar la grifería en nuestra página web o bien echar un vistazo a nuestro catálogo de grifería. Y si quieres estar al día de todas nuestras novedades, ¡te esperamos en las redes sociales!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *