2 tipos de instalación de grifos | ¿Puedo hacerlo sin ayuda?

Si queremos hacer un cambio en la grifería de una vivienda o si estamos inmersos en una reforma, debemos saber que existen diferentes tipos de instalación de grifos. Cada uno de ellos con unas características determinadas y con una mayor o menos dificultad para el montaje. Te contamos lo que necesitas saber para tener éxito en ello!

Tipos de instalación de grifos

Tanto si se trata del cuarto de baño o de la cocina, existen diferentes tipos de instalación de grifos entre las que podemos elegir para nuestra vivienda. A continuación te explicamos los que son y sus características más destacadas.

Repisa

La instalación de grifos de repisa es la más común cuando se trata del lavabo y del bidé. La variedad de modelos existentes es la más amplia de todas las categorías, ya que se trata de la más utilizada. Los grifos que pueden instalarse son los monomando, los bimando y los  grifos electrónicos. Esto es, aquellos que cuentan con una única maneta, dos manetas, o que se accionan sin necesidad de ésta, respectivamente.

Algo que debemos tener en cuenta en esta instalación de grifos es la dirección hacia la que se abre la maneta, para evitar que pueda chocar contra la pared. Además de esto, verificar también el espacio disponible para su colocación. Existen tamaños diferentes y podemos escoger uno que sea demasiado grande para nuestra pieza.

Se instalan concretamente sobre la encimera del lavado o la de la cocina, por lo que resultan muy prácticos. Pueden sustituirse con una gran facilidad, ya que su instalación es bastante sencilla y son además los más habituales en la mayoría de hogares.

En cuanto a sus ventajas, las opciones para elegir son muy amplias y además a la hora de renovarlos por unos nuevos, el coste es más bien bajo ya que no es necesario modificar toda la instalación, sino únicamente las piezas. Esto significa que podemos proceder a su colocación nosotros mismos sin ayuda y podemos cambiar de grifería para actualizar o darle otro aire a nuestro baño y/o cocina.

Empotrados o de mural

La instalación de grifos empotrada es una tendencia al alza en la actualidad. No obstante, antes de lanzarnos por ella debemos tener en cuenta si es compatible con la instalación que tenemos en la actualidad. De no estar preparada, la adaptación nos puede resultar un poco más cara de lo que quizás tengamos pensado invertir.

Para este tipo de grifería, la instalación debe realizarse a medida. Es decir, teniendo en cuenta las especificaciones concretas del fabricante. En el caso de que vayamos a llevar a cabo una reforma integral en el baño o en la cocina, sí que puede ser una opción interesante. Dentro de las opciones para esta instalación de grifos encontramos los monomando, los bimando y los termostáticos.

La característica destacada de esta grifería empotrada es que el agua se vierte directamente desde el caño que está en la pared, en la que va instalada la pieza. Puesto que la estética vintage está de moda, esta instalación de grifos ha adquirido una gran popularidad en los últimos tiempos. Sin embargo, esta particularidad hace que su colocación sea mucho más compleja, por lo que tendrá que ser realizada por un profesional en la materia. Ya que para su colocación es necesario realizar una obra, siempre y cuando queramos pasar de la grifería de repisa a la empotrada en la pared. La tubería deberá circular por el interior de esta, y si actualmente tenemos colocados azulejos, habrá que proceder con la retirada de los mismos, para después volver a colocarlos.

Algunos consejos para la instalación de grifos

Si has optado por la grifería de repisa y has decidido cambiar unas piezas por otras, te dejamos algunos consejos que deberías tener en cuenta en la instalación de grifos por cuenta propia. Recuerda que si no estás del todo seguro, siempre es mejor acudir a un profesional.

Valora el estado de tu vivienda

Si queremos realizar una nueva instalación de grifos es importante hacer una valoración del estado general de la estancia. Si las tuberías son muy antiguas y nos gusta la idea de la grifería de pared, podemos valorar una reforma completa y modificarla. No obstante, hay que decidir el presupuesto con el que se cuenta porque este tipo de trabajo debe llevarse a cabo por profesionales.

Toma medidas

Si te has decantado por hacer tú mismo la instalación de grifos al tratarse de un simple cambio de piezas, te recomendamos que tomes medidas exactas de la actual. Las piezas nuevas podrían no coincidir con exactitud, por lo que es preciso asegurarse desde el principio que estamos adquiriendo la grifería correcta.

Haz fotografías

Antes de proceder a retirar las piezas actuales, se recomienda también hacer una fotografía a medida que avanzamos. De esta manera, si viéramos que no somos capaces de colocar las piezas nuevas por algún motivo, será posible volver a colocar todo en su sitio sin causar daños mayores.

Elige grifería de calidad

Un consejo que sin duda nos facilitará la instalación de grifos y que reducirá la frecuencia de esta es apostar por piezas que sean de alta calidad. Cuando no cumplen con un estándar pueden dañarse durante la propia colocación. Sin embargo, esto no sucederá si elegimos la Grifería Clever, que es sometida a los más estrictos controles de calidad.

Si estás buscando una nueva instalación de grifos, consulta nuestro catálogo y descubre la amplia variedad de modelos que tenemos disponibles. Y para más información, contacta directamente con nosotros.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.