Beneficios de incorporar un rociador de ducha

Los avances en las tecnologías nos permiten incorporar productos de mejor calidad y con prestaciones más amplias. En el sector de la grifería, es el caso del rociador de ducha. Una pieza que nos aporta diversos beneficios en comparación con el tradicional teléfono. ¿Conoces cuáles son?

Por qué incorporar un rociador de ducha

Cuando nos planteamos hacer reformas o introducir mejoras en nuestra vivienda, tendemos a no prestar atención a los pequeños detalles. Sin embargo, estos pueden suponer una diferencia importante, no solo en la propia funcionalidad sino en los beneficios extra que les acompañan.

Así, un rociador de ducha es algo más que una pieza que incorporamos a nuestro baño. Darse una ducha se convierte en una experiencia que se adapta a nuestras necesidades. De este modo, tanto si buscamos una ducha relajante al final del día como una que nos active para comenzarlo, el rociador de ducha nos da la oportunidad de elegir.

Además de esta particularidad, un rociador de ducha nos trae otra serie de ventajas. Por si no las conoces, te las dejamos a continuación.

Ahorro de agua

Un rociador de ducha es un excelente método para ahorrar agua. Aunque pueda darnos la sensación de que incrementan el gasto, nada más lejos de la realidad. Los rociadores de última generación cuentan con difusores que permiten una distribución eficiente del agua. De esta manera, el ahorro en el consumo de agua puede llegar hasta el 30%.

No obstante, si queremos que esto sea así no debemos prolongar en exceso el tiempo para ducharnos. Dado que esta pieza nos regala una ducha mucho más placentera y relajante, puede resultarnos una tentación.

Por lo tanto, si queremos reducir el importe de nuestras facturas y ahorrar en el consumo de agua, la instalación de un rociador de ducha puede ser una de las soluciones.

Duchas más gratificantes

Como ya comentábamos, la experiencia de la ducha se transforma cuando incluimos un rociador en el baño. El sistema con difusores permite la salida de agua vaporizada, con un innegable efecto relajante sobre nuestra piel.

Estos difusores de alta presión se encuentran en la zona de salida del agua. Los teléfonos de ducha, por ejemplo, se recomiendan para la realización de tratamientos de aromaterapia, ya que el agua vaporizada nos aporta muchos beneficios. Podemos encontrar también diferentes diámetros disponibles. Así, además del tradicional de 120 mm de diámetro, tenemos disponible un rociador circular a rótula de 230 mm.

Respetuosos con el medio ambiente

Además de proteger al medio ambiente al reducir el consumo de agua mientras nos duchamos, un rociador de ducha es de por sí un producto respetuoso. Están fabricados con ABS (acrilonitrilo butadieno estireno), que aunque se trata de un plástico, es un material que puede reutilizarse y que no emite gases nocivos.

Otra de sus ventajas es que es muy resistente a los golpes. Por lo tanto, podemos ampliar su vida útil al ser de mayor duración. También, puede imprimirse en diferentes colores. Se utiliza tanto en el entorno doméstico como en las aplicaciones industriales.

Incorporan un sistema antical

Además de los golpes, otro de los enemigos de un rociador de ducha o de cualquier grifo en general es la cal. En función de la dureza del agua, esta aparecerá en mayor o menos medida. Pero en cualquier caso, con el paso del tiempo comenzará a acumularse en los orificios de salida del agua y a afectar a la cantidad de esta que sale.

El rociador de ducha Autoclean está fabricado en ABS, incorpora el sistema antical, que evita la obstrucción de los mecanismos, y también cuenta con un sistema de autolimpieza. Este consiste en unas agujas en el interior que evitan que los orificios se taponen.

Ahorramos espacio

Podemos elegir entre instalar un rociador de ducha en la pared o en el techo. Con estos sistemas podemos ahorrar espacio y obtendremos una mayor comodidad mientras nos duchamos. Un ejemplo es el rociador de ducha Angel, cuyo sistema de última generación nos ofrece funcionalidades de gran innovación.

No solo cuenta con todas las ventajas que ya hemos nombrado, sino que también trae incorporado en su rociador la función de salida del agua en cascada. Al ser multifunción es posible elegir el tipo de caída que más nos apetezca según nuestras necesidades. Así, como ya dijimos, tanto si queremos activarnos como si buscamos una ducha relajante, este rociador no ofrece todas las opciones.

Si deseas más información sobre el funcionamiento de un rociador de ducha o si quieres conocer más detalles de los que tenemos disponibles, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *