Cinco tipos de grifo monomando para la cocina

Los grifos monomando son aquellos que, como su nombre nos indica, solo cuentan con una única maneta para regular el paso del agua, tanto la caliente como la fría. Por su comodidad, son los que se instalan con mayor frecuencia, salvo que busquemos una estética antigua. Si deseas renovar la grifería de tu cocina, te dejamos los cinco tipos de grifo monomando que puedes instalar en ella.

Qué son los grifos monomando

Como veníamos diciendo, los grifos monomando son los que solo tienen una maneta de mando. A diferencia de aquellos que se utilizaban hace décadas, que consistían en una maneta para el agua caliente y otra para el agua fría. Para obtener agua templada, debíamos ir regulando cada una de ellas hasta obtener la temperatura deseada.

Con los tipos de grifos monomando que podemos encontrar en la actualidad, esta dificultad desaparece. Ya que es una única llave la que nos permite obtener el agua a la temperatura deseada. Esta gama es la que cuenta en la actualidad con una variedad más amplia. Sus ventajas la han convertido en la preferida para cocinas y baños.

La novedad principal que presentan estos grifos hoy en día es que su posición central no activa el flujo del agua caliente. Cuando esto sucede, entra en funcionamiento la caldera, con el consecuente gasto por el consumo. De esta manera, solo cuando la llave de mando se desplaza más allá del centro, es cuando activamos la salida del agua caliente. Se trata del sistema ColdOpen.

Si tenemos pensado renovar la grifería de nuestra cocina, vamos a conocer en esta ocasión los distintos tipos de grifo monomando que tenemos disponibles. En función de las prestaciones que busquemos y de las características de nuestro fregadero, elegiremos aquel que mejor se adapte a nosotros.

Tipos de grifo monomando para la cocina

Dentro de nuestra colección de grifería, podemos encontrar cuatro tipos de grifo monomando para la cocina. Dado que cada uno de ellos cuenta con unas características específicas, se adaptan incluso a las demandas más exigentes. A continuación, vamos a conocer cuáles son estos tipos de grifo monomando.

Grifos flexibles

Los grifos flexibles son aquellos que nos permiten una mayor movilidad. La gama de grifos Chef viene tanto en profesional como en semiprofesional, para poder satisfacer así nuestras preferencias a la hora de cocinar. En estos diseños se busca principalmente la funcionalidad, por lo que su caño es flexible y con un sistema giratorio de 360º.

Además, su estructura delgada les proporciona un diseño elegante y que ocupa poco espacio. Estos tipos de grifo monomando vienen disponibles en distintos tamaños, así, sea cual sea la dimensión de nuestro fregadero, podremos encontrar el adecuado. Según su diseño y prestaciones los encontramos fijos, extraíbles, etc.

Grifos extraíbles

El segundo tipo de grifo monomando es el de los extraíbles. Con una apariencia similar a los anteriores, estos grifos de cocina tienen unas dimensiones ligeramente más pequeñas. Además, no cuentan con la barra de fijación que une la salida del agua con el caño.

Sin embargo, la particularidad de estos tipos de grifo monomando es que su extremo es extraíble, de ahí su nombre. Permite desarrollar tareas de cocina meticulosas, para aquellas personas a las que les gusta experimentar en casa.

Aunque están dentro también de los tipos de grifo monomando chef, los hemos agrupado en otra categoría debido a la particularidad de su caño. Están disponibles en latón cromado  de la más alta calidad.

Grifos abatibles

El tercero de los tipos de grifo monomando es el de los abatibles. Esta línea es perfecta para aquellos hogares que cuentan con una ventana justo detrás del grifo de la cocina. Cuando queramos abrirla para airear la estancia, solo tendremos que rotar el grifo en alguna dirección.

Cuenta con tres puntos que le permiten girar en un ángulo completo de 360º. Esta variedad de tipos de grifo monomando está disponible en latón cromado. Siempre con materiales de la más alta calidad y con los sistemas ColdOpen y SuperFix para evitar que se salva del fregadero al realizar movimientos.

Grifos de agua tratada

Estos tipos de grifo monomando para cocinas llevan incorporado un sistema de ósmosis que permite filtrar el agua según sale. No es necesario realizar ninguna obra de perforación para instalarlo, ya que está integrado dentro de la propia pieza. Cuando se acciona la maneta, de forma automática el agua purificada sale al exterior.

Grifos gerontológicos

Por último, entre los tipos de grifo monomando para cocinas encontramos los gerontológicos. Por la posición y la ubicación de su maneta, resultan adecuados para aquellos lugares en los que la higiene es una cuestión de suma importancia.

Si deseas más información sobre nuestros modelos, puedes consultar directamente nuestra galería o ponerte en contacto con nosotros. La satisfacción de nuestros clientes es nuestra mejor carta de presentación. También puedes pasarte por nuestro blog, si este artículo te ha parecido interesante.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *