Niños, espacio y orden… tres conceptos imposibles, ¿o no?

– El baño y la cocina son las estancias que más se resienten cuando crece la familia

– Crear una rutina semanal, utilizar bloques pequeños de tiempo o utilizar accesorios de almacenaje son buenas prácticas para conseguirlo

 

“En donde hay orden hay carácter” decía el escritor mexicano Domenico Cieri Estrada. Y no le faltaba razón. Padres y madres se desesperan para conseguir que sus hijos entiendan que en un hogar organizado se convive mejor. El baño o la cocina son los rincones que más se resienten, platos en cualquier lado, toallas tiradas por el suelo o una hilera de envases son estampas habituales de los hogares con niños pequeños. Hay quien piensa que con la llegada de los hijos es imposible mantener el espacio en orden pero desde Clever queremos ofrecerte algunas ideas y accesorios que pueden ayudarte en esos momentos.

 

Consejos para mantener el orden en un hogar con niños

Los expertos recomiendan involucrar a los más pequeños en las tareas del hogar desde muy pronto para hacerles partícipes del bienestar familiar.

 

Crear una rutina semanal

Es la mejor forma de compaginar el tiempo e integrar a los más pequeños en las tareas cotidianas. Lo primero sería seleccionar las tareas más básicas (barrer, colgar la ropa, poner la lavadora…) aquellas que se realizan con cierta frecuencia o al menos dos veces por semana. La finalidad es que los niños interioricen que de forma periódica hay que llevar a cabo estas acciones y que ellos también son responsables de su cumplimiento.

Mejor en bloques pequeños de tiempo

Los niños tienden a cansarse o desperdigar su atención con mayor frecuencia que los adultos. Por lo que no tendrá mucho sentido embarcar a toda la familia en un maratón de limpieza de varias horas. Por eso será mejor estructurar el orden del hogar en bloques pequeños de tiempo. La velocidad es una motivación para los más pequeños ya que les hace sentirse ágiles y útiles. Una buena forma sería planificar tareas exprés como “poner la lavadora en menos de 1 minuto” o “recoger el baño después de la ducha antes de que empiece su programa favorito para poder verlo”

Utiliza accesorios de almacenaje

Que los niños no nacen con un instinto que les motive a recoger es una realidad. Aunque a veces sólo es necesario guiarlos mediante cajones, estantes o colgadores que faciliten esta tarea. A la hora de recoger los envases lo mejor es utilizar estantes con forma de esquina que se adaptan a cualquier plato de ducha.

 

Sea cual sea tu forma de organizar el hogar, en Clever contamos con accesorios que encajan con tu diseño y que seguro te ayudarán a que esté todo en orden sea como sea tu familia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *