Beneficios de cambiar la bañera y poner una ducha

Las bañeras son una pieza del baño que empiezan a quedarse obsoletas. En la actualidad, se apuesta por el espacio y la comodidad, y dado que el tiempo y la economía aprietan, las duchas son la apuesta de nuestros días. Si estás pensando en renovar tu vivienda, te contamos las ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha.

Por qué cambiar la bañera

Las viviendas de nueva construcción suelen optar por los platos de ducha. Esto se debe a que hoy se busca todo aquello que sea práctico. La estética sigue siendo importante, pero las bañeras resultan muy poco funcionales. Además, dado el tamaño de las viviendas estándar, estamos perdiendo un espacio al que podríamos darle una utilidad mayor que la que le damos a la bañera.

Las tradicionales bañeras comienzan así a ser parte de nuestro recuerdo de las viviendas antiguas. Si todavía tienes dudas sobre si cambiar la bañera o no, esperamos que con estas ventajas que te explicamos a continuación, tomes la decisión.

Ahorro en el consumo

Las bañeras son para los baños, y los platos de ducha, para las duchas. Si estamos utilizando aquella para ducharnos únicamente, está claro que es hora de cambiar la bañera. Disfrutar de un baño con agua caliente es, sin ninguna duda, muy relajante. Sin embargo, también tenemos que pagar su precio.

No solo se trata del aumento considerable en las facturas del agua, sino que se supone un gasto totalmente innecesario para el medio ambiente. Cada vez son más las normativas y las campañas que invitan a la concienciación sobre el planeta. El agua es un recurso cada vez más escaso, y hoy en día, no podemos permitirnos gastar sin control. Cambiar la bañera por un plato de ducha nos permite un mayor ahorro en el consumo.

Ganamos espacio

Si tenemos la suerte de contar con un baño grande y espacioso, podemos reconsiderar el cambiar la bañera. Pero como sucede en la mayoría de las viviendas, esta estancia suele tener las medidas justas para que entren sus piezas.

Un plato de ducha, si cuenta también con puertas correderas, nos permitirá dar una mayor sensación de amplitud. Otra forma de conseguir este efecto visual es utilizando puertas de cristal. Tal y como sucede con los espejos, el espacio parecerá mayor de lo que realmente es.

Por ello, cambiar la bañera es la solución perfecta para ganar en espacio y en comodidad. Además, los platos de ducha modernos ofrecen opciones para hidromasajes. Así, no tendremos que renunciar al relax; simplemente este tendrá un formato diferente.

Reforma económica

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una de las reformas más frecuentes que se llevan a cabo en las viviendas. No solo no disponemos del tiempo para darnos baños, sino que cuando los pequeños crecen, necesitamos ese espacio que ocupan para más armarios. Todo aquello que sea práctico nos resultará más cómodo y nos aportará mayores beneficios.

Puesto que se trata de una reforma muy común y de poca dificultad, el precio de cambiar la bañera resulta bastante asequible. Además, puede realizarse en un espacio de tiempo muy corto, por lo que nos ahorramos las incómodas molestias de las reformas en la vivienda.

Menos limpieza

Otra de las ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha es la limpieza. La superficie de estos últimos es bastante más pequeña, y además es plana, por lo que no nos llevará demasiado tiempo.

Si optamos por las puertas corredizas o mamparas, la limpieza puede resultar un poco más compleja. En cualquier caso, muchas bañeras también cuentan con este sistema, así que seguiríamos reduciendo el tiempo al ser la superficie menor.

Mayor comodidad

Con el paso del tiempo, las bañeras pueden llegar a volverse dificultosas para nosotros. Al tener una altura elevada, debemos hacer un esfuerzo para entrar en ellas. En cambio, al cambiar la bañera por un plato de ducha nos evitamos este pequeño inconveniente. Se trata de una medida preventiva que, llegado el momento, a todos nos conviene tomar.

Los platos de ducha pueden instalarse encajados en el mismo suelo. De este modo, el acceso se vuelve sencillo y apto para personas de cualquier edad o movilidad física. Solo habrá que colocar una superficie que sea antideslizante. Nos evitamos así posibles accidentes.

ducha iclever

Si has decidido cambiar la bañera por un plato de ducha, en Grifería Clever disponemos de una amplia variedad de grifos que se adaptan a las necesidades más exigentes. Consulta nuestra gama y ponte en contacto con nosotros si necesitas más información.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.