Material de fontanería que necesitas para cambiar un grifo | Consejos y trucos

Cambiar un grifo es una labor bastante sencilla que podemos realizar cómodamente nosotros mismos, siempre y cuando contemos con el material de fontanería adecuado y tengamos claro cómo proceder. Te dejamos algunos consejos para ello.

Qué material de fontanería hace falta para cambiar un grifo

Utilizar el grifo a diario supone un desgaste continuo de esta pieza. Además, debido a la cal que se encuentra en el agua, el proceso de deterioro puede acelerarse. Aunque llevemos a cabo una limpieza y un mantenimiento de la grifería regular, llega un momento en el que se vuelve necesario el cambio de esta.

Hacerlo nosotros mismos nos supone un ahorro considerable de dinero, y nos da también la independencia de no tener que esperar a que acuda un fontanero. Tampoco es necesario contar con conocimientos avanzados; basta con tener claros los pasos a realizar y disponer del material de fontanería que nos permita extraer las piezas antiguas y fijar las nuevas.

Piezas del material de fontanería necesarias

– Destornillador

– Grifo con kit de montaje

– O-ring o junta tórica. Esta junta garantiza la estanqueidad. Está fabricada en plástico rígido, poliuretano o en otros materiales elásticos. Las formas y los tamaños son múltiples, por lo que debemos elegir aquella que más se adapte a las características del grifo.

– Cinta de teflón. Es una cinta aislante y no adhesiva que se emplea para recubrir las roscas de los grifos. Así se evita que el agua que pueda encontrarse en aquellas no se escurra y gotee.

– Llave inglesa o francesa. Es la herramienta del material de fontanería que nos permitirá soltar o ajustar las tuercas y los tornillos en cualquiera de sus diámetros, ya que por medio de una rosca pueden abrirse o cerrarse las piezas de agarre.

– Llave de grifa. También llamada llave de tubos o llave Stillson, se utiliza frecuentemente para apretar, aflojar o bien ajustar piezas cuando la llave inglesa no ofrece la fuerza suficiente. Es muy frecuente encontrarla en el material de fontanería indispensable.

– Llave de mordaza. Esta polivalente herramienta se utiliza para apretar las válvulas o para aflojar las conexiones.

Consejos para el cambio de la grifería

Realizar el cambio de un grifo con nuestro propio material de fontanería puede ahorrarnos alrededor de 100€, que es el importe que suele cobrar un profesional por realizar este trabajo. Además, hay que añadir el coste de la grifería y de las herramientas si no contamos con ellas.

Se recomienda en cualquier caso invertir en piezas de grifería que sean de alta calidad. De esta manera, el cambio por otras nuevas se retrasará al ofrecer una durabilidad mayor. En la galería de Grifería Clever es posible consultar nuestra colección de grifos, tanto de cocina como para baño.

En lo que se refiere a los consejos para el cambio de los grifos, conviene tener en cuenta también los siguientes aspectos.

Tipo de grifo a elegir

Además de tener claro cuál es el material de fontanería que se necesita para el cambio de las piezas del grifo, también hay que saber qué tipo de grifo queremos instalar. Existen diferentes variantes, como los grifos monomando o bimando, así como los de repisa, que son los tradicionales, o los de pared, cuya instalación va a lo largo de esta.

En función de las preferencias para cada hogar, así como del tipo de instalación que ya exista, habrá que decantarse por un modelo u otro. Conviene tener claro que los de pared pueden requerir una obra nueva si hay que modificar la colocación de las tuberías. Por lo tanto, solo se recomienda si tenemos pensado realizar una reforma.

Modelo de lavabo

Si el grifo que debemos cambiar es el del lavabo, existen también distintos niveles de dificultad. Aquellos que son de pedestal resultan más sencillos porque el grifo se encuentra más accesible. Sin embargo, cuando se trata de un lavabo que está encastrado o encajado en un mueble, puede bastar con extraer los cajones o abrir las puertas, o quizás haya que desmontarlo de la encimera.

Incluye material complementario

Además del material de fontanería que hemos mencionado, se recomienda también contar con algún cubo que colocar debajo del grifo mientras se realiza el cambio de las piezas. Es muy probable que caiga agua de debajo de las tomas, y con aquel evitaremos mojar el suelo. Asimismo, también es conveniente secar todas las piezas con un trapo antes de colocar las nuevas. Así garantizaremos que se fijen bien y que no haya dudas sobre si hay pérdidas de agua.

El proceso del cambio de grifo

Una vez que tenemos todo el material de fontanería necesario y hemos tomado las precauciones pertinentes, ya se puede proceder con el cambio de los grifos. Algunos de los motivos por los que puede tomarse esta decisión son las cuestiones estéticas, como los arañazos o un exceso de cal incrustada difícil de eliminar, el deterioro de los latiguillos o las pérdidas de agua.

Otro motivo muy frecuente en la actualidad es la preferencia por la grifería que ofrece sistemas para el ahorro de agua y de energía. Los grifos tradicionales no cuentan con esta tecnología que permite ahorrar hasta un 50% del caudal del agua, sin afectar al confort.

Además, con el control de la apertura del agua caliente, no solo se ahorra en el caudal, sino también en el consumo de energía. Ya que cuando se abre la maneta en su posición neutra, solo se activa el agua fría sin producirse mezcla.

En Grifería Clever tenemos patentados diferentes sistemas para el ahorro de agua y de energía. Además, todas nuestras piezas se someten a estrictos controles para garantizar que se ofrece al consumidor la más alta calidad.

Consulta nuestro catálogo para conocer todos nuestros modelos y contacta con nosotros si deseas obtener más información sobre nuestro producto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *